Baño y estilo utiliza cookies propias y de terceros para facilitar la navegación y obtener información estadística de uso de nuestros visitantes. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más.

entradas blog
« Volver
 

Cómo adaptar un cuarto de baño a personas mayores

11 agosto on Consejos y trucos

En ocasiones las reformas en el cuarto de baño no vienen originadas por cuestiones estéticas sino más bien por necesidades funcionales y de adaptabilidad. Con el paso de los años, las personas de avanzada edad requieren de una serie de acomodaciones en todas las estancias del hogar, especialmente el baño, debido a problemas de movilidad reducida.

Los cambios en el baño no solo están enfocados a aumentar su comodidad con espacios más funcionales, sino que también intentan eludir caídas o deslices que puedan ocasionarles daños físicos de otra forma evitables. A veces, basta con equipar el baño con una serie de objetos indispensables para adaptarlo a las necesidades de las personas mayores.

Baño para personas mayores

Espacios amplios en el aseo

Para tener un baño adaptado a personas mayores es muy importante que los objetos de uso diario, como el gel o el cepillo de dientes, se encuentren a una altura accesible para ellos, desde donde no tengan que hacer grandes esfuerzos para cogerlos.

Si el espacio lo permite, podemos colocar una barra de sujeción a la altura del aseo, para hacer más sencillo levantarse y agacharse con ayuda, o un alzador en el propio inodoro para disminuir su altura y evitar así la sobrecarga de rodillas y espalda al estar agachándose continuamente para usar el lavabo.

Aseo con asideros de sujeción

Una ducha adaptada a las necesidades

La zona de ducha también puede optimizarse siguiendo unas necesidades específicas. En caso de tener bañera, es recomendable sustituirla por un plato de ducha a ras de suelo que facilite la entrada de las personas mayores en ella. Además, podemos colocar suelo antideslizante o alguna alfombrilla que ayude a evitar los resbalones del suelo mojado. Dentro de la ducha, pueden instalarse desde asideros en los laterales hasta bancos de ducha de diferentes tamaños que sirvan de soporte y punto de apoyo durante el lavado.

Todas estas medidas vienen enfocadas a garantizar la máxima independencia de las personas mayores y fomentar su autonomía dentro del hogar. El baño es un espacio cómodo y privado que siempre debe estar al servicio de nuestras necesidades.

Adaptabilidad en el baño

 

No hay comentarios

Deja un comentario

banner-marcas-2016 banner-promociones-2015

No te pierdas más artículos como estos